Blogia
Investiga

El humor "está en la testosterona"

El humor "está en la testosterona"

Por naturaleza, los hombres son más cómicos que las mujeres debido a que poseen la hormona testosterona, señala un experto.

Los hombres pueden hacer más chistes que las mujeres y sus bromas tienden a ser más agresivas, indicó el profesor Sam Shuster, del Hospital Universitario de Norfolk y Norwich, en Inglaterra.

El doctor, que se desplaza en un monociclo, observó cómo hombres y mujeres reaccionaban al verlo pedalear en ese vehículo.

Las mujeres tendieron a hacer halagos y elogios, mientras que los hombres se inclinaron por hacer mofas. Los más agresivos fueron los jóvenes, según le dijo el doctor a la revista especializada British Medical Journal.

Hallazgos anteriores han sugerido que existen diferencias entre cómo hombres y mujeres utilizan y aprecian el humor.

Por lo general, las mujeres hacen menos chistes que los hombres y los comediantes de sexo masculino superan en número a las comediantes de sexo femenino.

Agresivamente divertido

Investigaciones sugieren que los hombres tienen una mayor tendencia a utilizar el humor agresivamente, al hacer de otros el blanco de las bromas.

Y la agresión -generalmente considerada como un rasgo más masculino- ha sido vinculada por algunos a la exposición de testosterona en el vientre materno.

El profesor Shuster cree que el humor se desarrolla de un comportamiento agresivo provocado por las hormonas masculinas.

El doctor documentó la reacción de más de 400 individuos a su paso con el monociclo en las calles de Newcastle upon Tyne, en Inglaterra.

Casi la mitad de las personas respondieron verbalmente, la mayoría hombres. Muy pocas de las mujeres hicieron comentarios cómicos o sarcásticos, mientras que el 75% de los hombres intentaron hacer algún tipo de broma.

Burla y sarcasmo

La mayoría de los comentarios masculinos eran burlas. Los hombres jóvenes en vehículos fueron particularmente agresivos, bajaban los vidrios de las ventanas de los automóviles y gritaban.

Sin embargo, este tipo de conducta disminuyó entre hombres de edad avanzada, quienes tendían a ofrecer más comentarios de admiración al igual que las mujeres.

"La idea de que el monociclo es intrínsecamente divertido no explica los resultados", señaló el profesor Shuster.

De acuerdo con Shuster, el efecto de las hormonas masculinas como la testosterona podría ser la explicación más simple.

Según Shuster, un intento inicial de tipo agresivo parece canalizarse y convertirse en un chiste más sutil y sofisticado, de forma tal que la agresión es escondida por el ingenio.

El doctor Nick Neave es un psicólogo de la Universidad de Northumbria, que estudia los efectos físicos, conductuales y psicológicos de la testosterona.

Neave indicó que los hombres podrían responder de manera agresiva debido a que consideran a otros hombres en monociclo como una amenaza, distrayendo la atención femenina de ellos mismos.

"Esto sería un desafío particularmente para los hombres jóvenes que comienzan el período reproductivo y por lo tanto, no me sorprende que sus respuestas fueran más amenazadoras", manifestó.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres